Alejandro Carrero

Alejandro Carrero Alejandro Carrero es un joven diseñador andaluz, dueño de la firma de joyas que lleva su propio nombre, en la que apuesta por una joyería innovadora con espíritu joven, respetando las técnicas artesanas de la joyería tradicional.

Nació en septiembre de 1990 de una familia cordobesa, desde muy pequeño ya mostró su creatividad y gusto por las artes, como la pintura, la escultura y el diseño, con incontables dibujos y figuras de barro que él mismo realizaba como muestra de su talento innato.

Con todo esto, fue desarrollando rápidamente habilidades en el campo de la pintura y del modelado. Esto, sumado a su cariño por la naturaleza destacando los animales que siempre eran una compañía habitual en su casa, van a ser inspiraciones muy recurridas en su futuras creaciones. Esta destreza y dedicación a las artes, le llevó a sobresalir en las asignaturas curriculares plásticas y de artes, ganando incluso varios premios escolares y de categorías juveniles.

En 2008 empezó sus estudios de Diseño Gráfico en Sevilla, en la Escuela CEADE en el Campus de la Cartuja, donde adquirió mucha cultura de diseño, conociendo el mundo de la moda, el diseño y la publicidad, desarrollando con éxito esa profesión durante unos años.

Mas tarde y con su necesidad de ampliar conocimientos en el campo de las artes, decidió trasladarse a Córdoba temporalmente para estudiar Joyería y Platería Artística, por ello se matriculó en la Escuela de Artes Dionisio Ortiz en el barrio de Santiago de Córdoba.

Es en esta época y por coincidencia del destino, se encuentra con su verdadero maestro en el campo de la alta joyería D. Antonio Gracia Velasco, un gran joyero cordobés con muy grandes conocimientos y destrezas en el campo de la joyería tradicional y totalmente artesanal. Es con D. Antonio Gracia donde Alejandro desarrolló gran desenvoltura, llegando a dominar y conocer las técnicas artesanales de la joyería tradicional cordobesa. Con estos conocimientos ya le permitió compatibilizar su profesión de diseño gráfico con la joyería, ya que empezó a hacer piezas por encargo.

Finalmente, puso el broche de oro a sus estudios de joyería ganando en el año 2016, el primer premio del Concurso convocado por Cajasol, “El Arte y los Patios Cordobeses”. En este concurso, la pieza ganadora fue una gargantilla realizada por Alejandro que actualmente es propiedad de esta entidad bancaria.

Es un año después, en 2017 cuando funda su propia firma “Alejandro Carrero”, sacando a la luz su primera colección “Animals”, a partir de esta primera colección y su gran acogida decide abandonar la profesión de diseño gráfico y comienza su dedicación plena a esta profesión, con nuevas colecciones y numerosas piezas personalizadas por encargo. A día de hoy, la firma “Alejandro Carero” es una firma consolidada y de gran confianza que sigue creciendo.

 

+34 600 321 805 / @alejandrocarrerojewelry / @alejandrocarrerojewelry / informacion@alejandrocarrero

Alejandro Carrero